Jul 11, 2014

memory of a trip

Abrir La Libreta y encontrar todas esas líneas, todas esas palabras. Recordar. Respirar fuerte. Leer cualquier frase y evocar el momento exacto en el que la escribí. Verte de repente. Oír tu voz aunque no la recuerde.
Antes de volver pensé en cómo iba a ser olvidarte. Me di una semana de margen y ya han pasado tres.
Sigo leyendo y me doy cuenta de que en realidad no he olvidado absolutamente nada. Recuerdo cada desayuno, tus manos, los azulejos del cuarto de baño, la moqueta, los cables, el desorden, el sudor, la falta de persianas, a Fey, las flores y el vino, la ironía malgastada, las copas rotas, los verdes del parque, las canciones, el arte. Lo recuerdo Todo.
Tomé algunas fotografías pensando que tenía mala memoria, y la idea de olvidar siquiera alguna de todas las cosas bonitas que me pasaron durante mis últimas semanas allí me aterraba. Ahora me doy cuenta de que no necesitaba tomar ninguna foto, de que lo único que tenía que hacer era escribir.

No comments:

Post a Comment

ANEURYSM